Olga Najera Ramirez Russell Rodriguez Rafael  Zamarripa

Rafael Zamarripa


Rafael Zamarripa Castañeda es uno de los maestros y coreógrafos más talentosos y respetados de la danza mexicana en todo el mundo. ¿Qué distingue a Zamarripa en relación con otros coreógrafos mexicanos? Ante todo, su amplia formación y experiencia como artista multimedia. Rafael Zamarripa es uno de los artistas contemporáneos más destacados de México. Después de completar una Licenciatura en Educación Artística y Docente en México, tomó cursos avanzados de arte en Italia, Nueva Zelanda y Australia. Cuando tenía 18 años obtuvo el Premio Nacional de Escultura y enseguida se le encargó la realización de la escultura “El niño sobre el caballo de mar”, que se convirtió en el símbolo oficial de la ciudad de Puerto Vallarta. Desde entonces, su obra artística adorna numerosos edificios y parques en los estados de Jalisco y Colima, incluyendo la estructura en relieve en bronce en el Teatro Degollado y “El león en el árbol” en la Plaza Tapatía, en la ciudad de Guadalajara. La ciudad de Colima, donde actualmente reside, también exhibe sus pinturas y esculturas en varios lugares de la ciudad, en particular en el campus de la Universidad de Colima.

Además de ser un escultor y pintor de mucho talento, Zamarripa tiene un amplio conocimiento de la danza folklórica. Se entrenó y trabajó con los grandes pioneros de la danza folklórica de México, como la ya fallecida Amalia Hernández que fundó el mundialmente famoso Ballet Folklórico de México. Él también fundó varias compañías de danza importantes, como el premiado Grupo Folklórico de la Universidad de Guadalajara y el Ballet Folklórico de la Universidad de Colima. Junto con su colega Emilio Pulido, estableció la Escuela de Danza en la Universidad de Guadalajara en 1966, y fue su primer director. En 1980, estableció el Centro de Danza Universitaria en la Universidad de Colima, que fue una de las primeras escuelas de danza folklórica en el país en ofrecer el título de licenciatura.

 

Junto con su extensa formación como artista y bailarín, Rafael Zamarripa es asimismo un dedicado investigador. Ha realizado personalmente investigación etnográfica y ha consultado con varios estudiosos y académicos con el fin de recopilar datos para utilizarlos en la elaboración de sus coreografías originales. Basándose en su vasta formación artística, experiencia y talento, y al mismo tiempo, formado por la investigación etnográfica y de archivo, Zamarripa se ha convertido en uno de los líderes más innovadores e inspiradores de la danza folklórica. Sus “cuadros” o suites de danza, tan característicos, revelan una gran atención al detalle. Él mismo pone en escena la coreografía, diseña el vestuario, elabora la escenografía, realiza la iluminación y contribuye en la creación de los arreglos musicales para sus funciones y actuaciones.

Una de las características más notables de Zamarripa es que por más de cuatro décadas ha mantenido una relación vibrante con bailarines folklóricos establecidos en los Estados Unidos. Ya en 1966 comenzó a realizar giras con su grupo de danza, y de esa manera, estableció un ejemplo que otros pudieran emular. Ha enseñado numerosos talleres de danza folklórica en conferencias de danza y mariachi, como la de la Asociación Nacional de Grupos Folklóricos (ANGF) y la conferencia de mariachi en Las Cruces, así también como en universidades. Asimismo, se ha desempeñado como juez en varios concursos folklóricos. A pesar de todo su trabajo con el taller de arte, las compañías de danza y la escuela de danza, continúa ofreciendo talleres avanzados en todo el país.

Actualmente, Rafael Zamarripa es director del Ballet Folclórico de la Universidad de Colima, y director del Departamento de Danza en el Instituto Universitario de Bellas Artes de la Universidad de Colima.

comentarios

Para más información:
Pagina Web (Ballet Folkórico, Universidad de Colima)